KUTXI ROMERO. No soy de nadie

Como alguno de vosotros sabéis, en los últimos meses me he estado divirtiendo como un chimpancé tocando en formato acústico con la compañía de Juanito Lorente (Bocanada) y Pete Marco (Pasternak). Con la tontería he realizado más de setenta conciertos en los que, además de recrear clásicos, he ido mostrando algunas canciones nuevas con las que no sabía muy bien lo que iba a hacer. En los albores del invierno, Kolibrí Díaz me convenció para grabarlas, así que me cogió del pescuezo, me llevó al estudio y, con su santa paciencia, ha logrado que mi errática guitarra y mi abrasada garganta hagan que me sienta orgulloso de vivir con ellas. Y este disco, con diez canciones como diez soles, al que he tenido a bien bautizar como No soy de nadie, es el resultado. En la portada tan sólo pone mi nombre, ya que es un proyecto personal, pero me parece un tanto egoísta pues son más de una veintena las personas que han puesto su talento a mi disposición. No sé como voy a pagar tanta generosidad y alegría, pero no dudéis de que lo haré.

El disco sale autoeditado, o sea, que lo saco yo, el día 15 de marzo, y solamente se podrá adquirir a en la sección pertinente de ésta mi nueva y flamante página web, así como en los contados conciertos que haré presentándolo desde el principio de la primavera hasta finales de verano, de los que os iré dando cuenta en los días venideros.

Para que luego no me vengáis con que los discos son caros y la droga no, he ajustado el precio a diez euros más gastos de envío, y además, a los que lo compréis en preventa desde este mismo momento y hasta el día 7 de marzo, os voy a regalar un maravilloso libro de fotos tamaño CD del insigne Fernando Lezaun, que ha inmortalizado buena parte de los mejores momentos vividos en antros de mala muerte y buena vida en el último año y medio.

No quisiera dejar pasar la ocasión sin dar las gracias a todos los que esperáis y desesperáis anhelando que suba la marea. Ya empieza a mojarnos los pies. Creo que es el momento de ir, poco a poco, saliendo de la arena. Os quiero.