Encuentros cantautores (1998)

Marea (versión acústica)

Cuantas veces me habré preguntao…
¿qué es lo que se desata detrás de su cara?,
si tu supieras, si yo te dijera, si yo te contara…
la enlazaron y se ha desatao,
y ondea por la acera el vuelo de su falda,
que es su bandera,
es donde guarda su nombre,
se llama Marea,

y estaba tan solita que me fui pallí,
¿quieres hablar conmigo?,
¡pues claro que sí!,
su soledad es una vieja enjuta
rodeá de hijos de puta
que se ríen de ella
pues todos quisieran ser como Marea,

y cuentan que un verano voló
y se dejó el corazón debajo de la cama,
que le dijo que no volvería,
que no la esperara,
quién le iba a decir
que al final iba a unir
su tripa con la mía,
con un poeta de cañerías,
poeta de mierda…
de manos vacías,

que necesita a alguien cuando va a caer,
que borra las fronteras con solo sus pies,
dame fuerte en la entrepierna,
no me dejes que me duerma,
que esta noche me las piro
a enseñarle los dientes al mundo contigo.

Un cuarto sin ventanas

Descerrajado, dado la vuelta, he prometido: 
si salgo de esta derribo el olvido.
Adiós enredadera, por mi vida te lo pido,
pleguemos las velas, hay cien mil caminos. 
Meto en el saco tus besitos y los míos,
cien mil arrebatos, tu aroma de niño,
Luna, no te rías, déjame tranquilo prender mi candela…

Intransigente, desbocado, remordido,
me cruzo de piernas, me muero en un grito,
mi media sonrisa 
le dice que he sido al rio,
el que te quiere y te ha querido.
A media luz, campo a través, sobre las olas, 
no mires mi niño, voy a bailar sola, 
esta vez no te vienes conmigo,
el suelo que ves son mis pies.
Repiquetean mis deditos en tu espalda, 
lloran los relojes, el tiempo no anda, 
transpira el colchón de mi alma si me 
pongo en pie, no se por qué.

Si tú supieras lo qué es ver
al sol morirse de ganas
de dar de lleno en la pared
de un cuarto sin ventanas.
A cuatro patas cavilando me he escondido 
pa verla bañarse y ponerme encendido, 
y tengo celos de la luna y del agua del rio.
Lengua de trapo pa explicarte mi destino, 
no mires mi niña, mejor te lo escribo, 
pero antes, araña mis dudas que hace 
mucho frio.

Desencuentro

Hoy barrí mi rincón, 
tiré to los muros, pinté mil senderos, 
me fui río abajo, qué día de sol, 
me veo a su vera diciendo te quiero, 
despierto y todo se
acabó. 

Que se vaya la luz, 
salgan estrellitas, que vuelvan los sueños, 
que traigan la luna, que en este rincón 
yo le hago un sitito aunque sea pequeño, 
la beso, a la mierda con to.
Y en esta playa jamás follan la olas con el mar, 
dejaré de pelear,
la miro a los ojos, me planta batalla,
la beso antes de que se vaya.
No digas que te he mordido, 
déjame dormir contigo, 
yo te juro por mis muertos que te ronco despacito.

Tú, tus penas y yo,
mi voz, mis recuerdos, mis cosas de niño, 
tu piel con mi piel, cachos de corazón,
un verso, cenizas, ladridos, suspiros,
el viento los lleva al rincón.

Malos despertares

Incomprensible quehacer,
lo que hay que hacer pa comprender,
si tropiezas con rayos de luz
de mis ventanas.
Un presumible vencer
con las cositas del querer,
trajín necesario para caer.
Despiertan mis males con mis malos despertares,
si ha de doler el mañana,
que no sea mañana por la mañana,
que dormirme tanto es un canto al desencanto,
hasta cuando ha de durar,
y mientras tanto…

No, nunca, nada, nadie,
adiós, me quedo, espérame
si tropiezas con rayos de luz de mis ventanas.
Un presumible vencer
con las cositas del querer,
trajín necesario para caer.

Despiertan mis males con mis malos despertares,
si ha de doler el mañana,
que no sea mañana por la mañana,
que dormirme tanto es un canto al desencanto,
hasta cuando ha de durar,
y mientras tanto…