(Hoja de promoción para el disco Alerta Naranja, de Losdelgás)

Losdelgás

Alerta Naranja

Desde el norte vuelve a llegar olor a gas y repiqueteo de bombonas. Dos años después de su anterior y primer trabajo (El Cedé, 2006), la parroquia rockera se puede congratular de que vuelvan a atronar las calles los gritos y el trajín de estos butaneros del rock & roll que molestan a los usuarios hibernados del gas ciudad ante el regocijo de los que todavía arriman el mechero para hacerse de comer. Vuelven Losdelgás con Alerta Naranja, catorce nuevas composiciones que dejan un poco de lado el eclecticismo de su primer trabajo para meter la cabeza de lleno en el nicho más añejo y bien cuidado del rock & roll. Prueba de ello son las macarras De yogurt a cuajada, No lo puedes parar, Vivir puede matar o LosDelGás (toda una declaración de principios y finales). La vitalista Ponle cuernos a la vida cuenta con la guitarra inconfundible de Alfredo Piedrafita de Barricada y la sobria voz de Rulo de La Fuga. La cara más seria del grupo se deja ver en la letra de la rockanrolera Pégame a mí, en la cual señalan con el dedo mientras afilan las navajas junto a El Drogas, también de los Barricada. En Listos y/o idiotas también miran desafiantes a los ojos en un rap-gamberrada con la sonrisa torcida. Los mismísimos Ramones parecen abrillantar las chupas de cuero en El hombre bobo, que cuenta con la colaboración de la elegante garganta de Mitxel Ortega, así como los AC/DC harían lo propio con la hard-rockera Un comino. Sentimentaloides se nos ponen los de naranja con Laura, y lo mismo pero pegándole a la lana en Balada con Bé. En la mejor tradición del rock urbano está Tras los visillos, que sirvió de banda sonora para el cortometraje del mismo nombre. La joya de la corona se esconde en la versión blues con hilo fino de La bien pagá, en la que un servidor de ustedes, Kutxi Romero, arrastra su voz por un camino de guijarros en un homenaje al señor Ramón Perelló: los que tienen memoria histórica sabrán por qué. Para acabar, y de nuevo con Juan de Soziedad Alkoholika, una revisión de su clásico y delirante Pero tú de que vas, que hará las delicias de los chiringuitos playeros que quieran arruinarse antes de que empiece el verano. Los repartidores siguen siendo los mismos, dígase Gorka Aginagalde a la voz, Javier Area a la batería, Ritxi Salaberria al bajo y la voz, Sergio Callejo a las guitarras, y el Pirata a la voz, el teclado, la acústica, los vientos, la armónica y en el tiempo sobrante tocó los timbres de los portales. El disco se grabó en el estudio Vade Records de Errentería y se mezcló en el estudio de MIK en Bera. Composiciones de una ejecución impecable para el reparto; de risas, de rock & roll, de hostias, de lo que ustedes quieran, pidan por esas boquitas desde sus balcones, escaleras arriba subirán LosDelGás, seguidos por los que sabemos que de esas espitas no puede salir nada que nos perjudique. Sus canciones nos harán sonreír y olvidar que fumar en según que sitios puede ser peligroso. Yo pienso acercar la lumbre cada vez que pueda ir a ver uno de sus incendiarios directos. Nunca mejor dicho. Oyéndolos yo también quiero ser hijo del butanero. Y al gas ciudad que le vayan dando mucho por el culo. Pero mucho.